Facultad de Educación y Humanidades de Ceuta

Ángel Vegara (Praga-Rep. Checa 2013/2014)

Mi estancia en Praga ha sido maravillosa, se lo recomiendo a todo el mundo como destino ya que es una ciudad bellísima donde en cada rincón hay alguna historia y esto la convierte en una ciudad mágica a la vez que misteriosa. Estuve alojado en una residencia adscrita a la Charles University (Kolej Hvezda), está muy bien conectada con tranvía y autobús que te llevan al centro directamente o también hay paradas que conectan con el metro. La residencia por dentro es agradable aunque es verdad que es bastante antigua aunque hay partes reformadas pero la verdad está muy bien equipada y es amplia. Dispone de habitaciones compartidas e individuales que éstas últimas son un poco más caras pero vale la pena en relación calidad- precio. En cada planta hay un baño con duchas y una cocina en cada ala, dos por planta.  Cada habitación tiene una nevera y el tema de la cocina tú mismo tienes que hacerte de comer con tus propios utensilios etc. Además hay servicio de lavandería, gimnasio, Sala de fiestas, bar-discoteca etc. Al principio estaba "de prueba" en la residencia ya que antes prefería un piso y como no encontré ésta fue la recomendación de la universidad de destino pero luego una vez allí desistí y me quedé, me gustó mucho el ambiente universitario que hay y tienes la posibilidad de conocer a mucha gente de diferentes países y eso es una de las mayores experiencias que me he llevado. Otra de las comodidades que ofrecen es que tienes supermercados a 10-15 minutos, está rodeado de un hermoso parque forestal con máquinas de deporte, gasolinera 24 horas, etc. En cuanto al personal de la residencia es muy agradable aunque muchos no sepan hablar inglés al final te acabas comunicando con gestos y con el tiempo alguna que otra palabra en checo aprendes de tanto escucharlo.

Respecto a la universidad, decir que tiene mucho prestigio, el edificio en el que se encuentra la facultad de educación es muy emblemático sobretodo el enclave situado en un callejón del centro. El profesorado es excelente, destacaría el buen nivel y la profesionalidad que tienen. Las clases son muy amenas y hay siempre mucho feedback entre docente y discente. Las asignaturas muchas de ellas son prácticas hasta las matemáticas ya que Praga está rodeada de números y me acuerdo que una chica cogió una asignatura que te explicaban las matemáticas a través de los monumentos y lugares donde grandes pensadores como Albert Einstein residieron en esta maravillosa ciudad. En general se potencia más el trabajo en grupo durante las clases y muchos optan por trabajos y proyectos finales mejor que una prueba escrita. Yo elegí la asignatura anthropology que la recomiendo ya que el profesor es magnífico, sus clases son muy interesantes y no es nada difícil de entender ya que habla muy claro y pausado. El trabajo final consistía en un estudio comparativo de tu país de procedencia, en mi caso fue España con la república checa y tenías que dar detalles e impresiones sobre tradiciones, costumbres y cosas que te hayan impactado en definitiva el relativismo cultural que está presente en cualquier país extranjero o lugar que no sea el nuestro de nacimiento. También tuvimos que comparar la situación en nuestro país de la población gitana con la de la república checa y leer un artículo de un manual de antropología que nos facilitó él mismo profesor vía online. Al final te hacía como una entrevista personal y te preguntaba sobre el trabajo que habías escrito y el artículo que habías leído. Le gustó mucho lo que escribí y tuvimos un pequeño debate me preguntó sobre la situación de los gitanos en España y yo le dije que tenía una duda ya que había visto recientemente un documental sobre esta etnia y  decían que en Eslovaquia es donde gozaban de mayor privilegio y él me dijo que donde estaban más integrados era en Turquía.

También me cogí una asignatura que se llamaba Service placement que viene a ser como desarrollo a la comunidad, estuve yendo cada viernes a una escuela de niños con necesidades educativas especiales, quedé encantado con el trato y el ambiente familiar que había. La escuela es como una gran casa de madera y cada aula está decorada con el mínimo detalle, hay salas varias como de espectáculos audiovisuales de luces para trabajar con los niños autistas, sala de gimnasia, piscina para nadar y de bolas, tienen también perros ya que hacen canisterapia. Suelen hacen presentaciones de los chicos de prácticas y tienes que llevar algún plato típico de tu país, también tuve que cantar una canción catalana de cuna, luego uno de los monitores tocó la guitarra. Luego ellos hacen lo mismo otro día y te dan el mismo recibimiento con sus platos típicos, probé el bramborack que es una tortilla frita con patata rallada y especias. El trabajo es muy gratificante y he aprendido muchas cosas que antes ignoraba. Iba 4 horitas pero se me pasaba volando porque el ambiente es inmejorable, te dejan hace una pausa a media mañana.

Como conclusión recomiendo Praga por ser una ciudad situada en el centro de Europa lo cual te permitirá moverte y conocer más fácilmente otros países del alrededor ( Hungría, Eslovaquia, Krakovia, Alemania...), los buses hacen buenos descuentos a los estudiantes por lo que te ayuda bastante.

 La interculturalidad y poder mejorar el nivel de inglés, esa es una buena forma de obligarte a aprenderlo por la necesidad que tienes ya que es la lengua franca de todos los estudiantes que vienen de fuera. Praga es única y tiene una oferta cultural muy buena, conciertos, La ópera, los teatros, los cines, museos, la música clásica. Los checos son unos amantes del arte y visitar "La traviata" no te saldrá por más de 8 euros. Es una gran oportunidad para aumentar tus conocimientos en todos los aspectos, además las obras está subtituladas al checo y al inglés.

Ángel Vegara (Rep. Checa)Ángel Vegara (Rep. Checa)Ángel Vegara (Rep. Checa)