Facultad de Educación y Humanidades de Ceuta

Hakim en Gdansk (Polonia) Curso 2012/2013

Todo comenzó un 28 de septiembre de 2012 cuando por primera vez pisé tierras polacas, ( Gdansk era mi destino) miedo, incertidumbre, no saber lo que me iba a encontrar en este país y así un sinfín de preguntas que con el paso de los días se fueron resolviendo de manera muy favorable. He de reconocer que la primera semana fue dura y sobre todo es de esas semanas que recodaré toda mi vida, porque me hizo madurar y superar todos los obstáculos y barreras que me podría encontrar (Idioma, alojamiento…).

Al llegar a polonia una de las cosas que mas me sorprendió era lo amable que era la gente y que siempre iba con intención de intentar ayudarte, he de reconocer que el plus de español cuenta mucho en este país, en definitiva los españoles les caemos bien a los polacos .

Una vez en Gdansk me puse a investigar y contactar con gente (española, italiana, polaca etc..), sobre donde estaba ubicada mi universidad y concretamente mi facultad, ya que no tenía ni idea de cómo desplazarme hasta ella; una vez sabido todo lo anterior me puse a buscar piso concretamente en Sopot que es donde se encontraba mi facultad, tuve la suerte de que conocí a una polaca que también estaba buscando piso, pues como sabréis la gente mayor en polonia no domina bien el ingles y la única manera de comunicarse con ellos es a través de alguien joven y que haga de traductor, dicho lo anterior mi excompañera de piso (al que estoy agradecido) fue la que movió todos los hilos. En Sopot se puede decir que lo tenía todo, en invierno frio, mucho frio (hasta -18º) y en verano sol y playa y sobre todo fiesta ya que Sopot es muy famosa por sus fiestas. Con el paso de los días me iba adaptando cada vez mejor a este país, cuando en el principio de mi estancia llegue a decir que odiaba a este país (por las dificultades) con el paso de los días mi opinión fue cambiando radicalmente.  A día de hoy solo tengo palabras de agradecimientos hacia este país, adoro este país.

En el camino anécdotas  muchas anécdotas y sobre todo amigos muchos amigos. A día de hoy se puede decir que tengo amigos en prácticamente casi todo el  mundo y esto, si no llega a ser por el Programa Erasmus y por mi decisión de emprender esta aventura, no habría sido posible ya que me ha ayudado mucho a mejorar en todos los sentidos. Resumiendo, el Programa Erasmus  me ha hecho madurar como persona, y eso se agradece.

Otra de las cosas que me había chocado un poco fue la moneda, como bien comprenderéis Polonia es un país cuya moneda oficial es el Zloty (para haceros una idea el billete de mayor valor es el 200 pln, equivalente a unos 50 euros), lo cual se puede entender lo barato que es vivir en este país.  Si vais a venir a visitar a este país de cara al futuro un consejo, no cambies vuestro dinero en el aeropuerto (risas) os timarán como hicieron conmigo, esperar  e ir a los kantor (tiendas oficiales donde se puede cambiar  dinero  y a mejor tipo de cambio)

También hacer una mención especial a los viajes que hice durante mi estancia, lugares como Varsovia, Cracovia, Wroclaw etc… pero quiero hacer hincapié en uno especial a Rusia (Moscú y San Petersburgo), todos ellos los resumiré en una sola palabra “IMPRESIONANTE”.

A modo de conclusión, dar las gracias a todos los coordinadores que han hecho posible este sueño y he de reconocer que ésta ha sido una de las experiencias y  decisiones más importantes de mi vida y que para nada me siento arrepentido, es mas todo lo contrario. Si tuviera una mínima posibilidad de volver a este país (visitar a amigos, buscar trabajo,  etc..) lo haría sin ningún tipo de dudas ya que me voy con los deberes hechos y con un muy buen sabor de boca de este país. Lo resumo tres palabras “ I Love Poland”.

Abdel-Hakim Harrous Mohamed.

Hakim