Facultad de Educación y Humanidades de Ceuta

José María Alba Ríos (Seinäjoki - Finlandia)

Para ser sincero, yo nunca había sido una persona partidaria de los Erasmus, ya que pensaba que era un año perdido, en el que no aprendías nada y la gente solo iba a salir de fiesta y a desprenderse de todas las asignaturas que tenían pendientes. A día de hoy, mi pensamiento acerca del Erasmus o “ir al extranjero”, como yo lo llamaba, no tiene nada que ver…

 

Todo empezó una tarde cualquiera de estudio en la Universidad, allá por el mes de febrero o marzo, en la que dos compañeras de clase, Anisa y Umaima, me contaron que habían solicitado la beca Erasmus y que se irían el año siguiente. En sus caras, podía ver la emoción y nervios que una aventura así puede hacerte sentir. Sensación que me pasaron a mí, haciendo que me entrará el gusanillo y me informase, por si había algún lugar que valiera la pena.

Después de eso, la visita a mi querido “Juanmi”, Coordinador de Relaciones Internacionales, aclaró cualquier duda que pudiera tener respecto al destino. No hay nadie que me haya ayudado y se haya involucrado más que él. Nunca podré agradecerle todo lo que hizo por mí.

Pero bueno, como iba diciendo… Yo solo fui con una petición, la de ir al destino en el que fuera a aprender más y él no lo dudó ni un segundo. Finlandia.

Todavía me acuerdo de cómo se le llenaba la boca, al hablar de aquel país, totalmente desconocido para mí, del que solo había oído hablar por su fama en el sistema educativo y cómo me convenció de que esa era la decisión correcta.

No necesitaba saber más, estaba casi convencido, así que decidí echar la solicitud, en la convocatoria extraordinaria. En el momento en el que recibes la admisión, por parte de la Universidad, es cuando sabes que todo es real y que esa aventura que llevaba mucho tiempo esperando, acababa de comenzar.

 

Seinäjoki

 

Recuerdo, como si fuera ayer, mi primer día. Despedida de mis padres en el Aeropuerto de Málaga y… ¡allá iba!, solo ante el peligro, con 5 horas de avión por delante; pero convencido de que ese año iba a ser muy especial. Lo que no sabía, era cuánto me iba a cambiar la vida mi experiencia en el extranjero.

 

Respecto a los vuelos, los de Ryanair, Málaga-Tampere son los más baratos y la mejor opción para ir. Pero cógedlos con antelación, si no, también la compañía Norwegian es económica. Sobre todo, para viajes entre los países nórdicos con gangas de 25-30€.

 

Seinäjoki, es una ciudad pequeña, de unos 60.500 habitantes, pero que tiene todo lo que necesitas para vivir una experiencia universitaria internacional perfecta, ya que al no ser tan grande, hace que los estudiantes estuviéramos muy unidos y fuéramos todos como una gran familia.

 

Dispone de varios tipos de supermercados, entre los cuales encontrarás finlandeses, como Antilla, K-Supermarket, o el LIDL. Este último, es el más barato, pero dependiendo de lo que busques, tendrás que ir a uno u otro. Otras tiendas importantes, a tener en cuenta, son las de segunda mano, que en Finlandia son habituales. En Seinäjoki, sin ir más lejos hay 3 o 4, en las cuales encontrarás de todo, desde ropa hasta utensilios para la cocina y la casa. Muy útil para los primeros días, en los que echamos muchas cosas en falta. A mí me dieron la vida.

 

Cultura Finlandesa

 

Lo primero y más importante que tienes que saber, es que hay una diferencia enorme entre los finlandeses que se relacionan con los estudiantes internacionales y los que no. Los primeros, son muy abiertos y cálidos, como pudiera ser cualquier latino del sur; los segundos, son más reservados.

No hay nada más finés que la sauna, para ellos, es algo fundamental. Unos minutos de sauna, salir de ella y darse un chapuzón en el lago o rodar en la nieve… y vuelta a empezar… ¡Te enamorarás desde el primer momento!

Los finlandeses, por norma general, no son muy habladores y los momentos de silencio no les resultan incómodos, todo lo contrario que a nosotros. En su cultura se valora mucho el silencio y solo hablan cuando realmente, tienen algo que decir. Nada de parloteo sin sentido. Pocas personas he conocido más leales y sinceras que los finlandeses. Eso sí, nunca llegues tarde, porque para ellos es una gran falta de respeto. Así que, en Finlandia, entre otras cosas aprenderás a ser más puntual que nunca.

 

Residencia Marttilan Korterri

 

Es el lugar donde ocurre la magia. La convivencia internacional es una experiencia inolvidable, imposible de explicar con palabras, tienes que vivirla.

Aprenderás muchísimo de otras culturas, quedándote con lo mejor de cada una y verás cómo, al final, todos se convertirán en tu segunda familia.

La mayor parte de los estudiantes internacionales se alojan allí. Es una residencia con apartamentos que tiene varios complejos. El de Puskantie 38, es el que mejor ubicación tiene, ya que está a 10 min de la Universidad (2-3 min en bici) y a 15-20 min de la estación de tren.

Hay varios tipos de apartamentos en la residencia: individual, de dos habitaciones con baño privado o compartido y de tres habitaciones con baño compartido.

El coste mensual oscila entre los 230€ y los 400€, dependiendo del tipo.

La residencia, cuenta con varios servicios gratuitos, como lavandería, gimnasio y dos saunas, para las cuales simplemente tienes que reservar hora. Créeme, la terminarás amando. No hay nada mejor que una buena sauna para despejarse y relajarse, solo o con amigos.

El internet, la luz y el agua están incluidos en el precio.

Aconsejo que se reserve plaza por internet lo antes posible ya que siempre se llena muy rápido (http://www.marttilankortteeri.fi/).

El número de estudiantes en la residencia ronda entre los 100-150.

 

Otro de los motivos por los que me gustó Seinajoki, fue por la carencia de españoles. En el año que yo estuve, solo coincidí con dos, uno en cada semestre, lo que me facilitó una completa inmersión en el idioma y mejorar mucho al pasar las 24 horas del día hablando inglés.

 

 

Universidad

 

El sistema educativo finlandés, no tiene nada que ver con el español. Esto, se refleja claramente en sus clases, las cuales son todas de carácter muy práctico y activo, haciendo que el alumno, tenga que participar y pueda aprender a través de la experiencia. Lo cual implica que no todo se basa en un examen final, como ocurre en el sistema español, ya que allí tienen mucha importancia todas estas prácticas, actividades, proyectos y exposiciones en público, que se realizan para que el alumno vaya aprendiendo y asimilando los conocimientos, día a día, de forma que ya no los olvida.

 

Parecerá difícil, pero desde mi punto de vista, puede resultar, incluso, más sencillo que el método aplicado en España, siempre y cuando te esfuerces y trabajes duro. Para poder seguir las clases, es necesario tener un nivel de inglés medio-alto, pero tranquilos, si al principio estáis perdidos, poco a poco os iréis acostumbrando. Si le ponéis empeño y ganas, no hay nada que no podáis conseguir y cuando menos os los esperéis, estaréis soñando en inglés.

 

La Universidad cuenta con varios servicios:

 

·         Ropero.De mucha utilidad en invierno y primavera.

·         Comedor.El precio del menú, es de 1,85€ y está abierto de lunes a viernes, de 10:30-14:00. Normalmente, el almuerzo, suele ser en el descanso que es de 11:30-12:15. Pero tranquilos, os acostumbrareis rápido a comer tan temprano. Está genial para el precio que tiene y te puedes servir todo lo que quieras, siempre y cuando no mezcles diferentes menús (A no ser que tengas enchufe con la de la caja ;P). Cuenta además con un piano de cola, por si sabes tocar. Algunos compañeros lo tocaban en el descanso, mientras comíamos o por las tardes… ¡Qué gozada!

·         Biblioteca.

·         Sala de música.

·         Gimnasio. Abierto de 8:00-22:00

·         Boxes.Son pequeñas aulas, equipadas con todo lo necesario, en las que puedes realizar reuniones con tus compañeros de clases, estudiar o practicar una exposición, por ejemplo.

·         Salas de ordenadores.Libre uso para los alumnos y… ¡Ojo importante! imprimir en la Universidad es totalmente gratuito, solo tienes que llevar tus folios (Los compras en el supermercado Antilla)

·         Salones de descanso.Cuenta con cómodos sillones y sofás en los que podrás relajarte en los descansos.

·         Oficina de SAMO.Desarrollan todo tipo de eventos, viajes, fiestas y se encargan de ayudar al estudiante en todo lo que necesite.

 

Las clases son de 8:00-18:00, dependiendo de las asignaturas que tengas. Habrá días más tranquilos, en los cuales solo tengas un par de clases y otros que sean más pesados. A partir de las 18:00, al no haber clases puedes ir a uno de los auditorios grandes y ver una película, como si estuvieras en un cine. ¡Recuerda que a las 22:00 cierra!

Además, para aquellos que os gusten los deportes, como a mí, la Universidad cede un pabellón para los alumnos, asignando un deporte o dos a cada día, permitiéndonos ir a jugar, de forma gratuita.

 

Carnet universitario SAMO.

No hay otra cosa que más beneficios me haya dado que el carnet de estudiante de la Universidad. Cuesta 27€, pero cuenta con todo tipo de ventajas como: Descuento 50% tren VR, Buffet libre 2,5€, Entrada gratis discotecas, Descuentos en viajes y eventos, etc.

 

La cultura universitaria finlandesa, podría considerarse como una de las más activas de Europa, ya que hacen muchísimos eventos y tienen un elemento que los caracteriza y distingue del resto, los “Overalls”. Son una especie de mono de trabajo que los estudiantes finlandeses usan para todo tipo de eventos y que tienen distintos colores, según la Universidad y lo que estudies. El de Business, era burdeos y yo me lo compré sin dudarlo. Se suele llevar solo hasta la cintura, con las mangas atadas haciendo de cinturón. No es muy estético, pero me parece una forma muy bonita e ingeniosa de unir a la gente, al permitirte formar parte de algo.

 

Hay 2 semanas de vacaciones en el curso, una en cada cuatrimestre.

 

Viajes imprescindibles:

 

·         Laponia, organizado por la oficina de la Universidad SAMO.

·         Rusia, organizado por OpenYourRussia (compañía de jóvenes rusos muy recomendable)

·         Noruega, Suecia o el viaje Báltico, son buenas opciones para las semanas de vacaciones, ya que debido a su cercanía con Finlandia, puedes encontrar ofertas de vuelos muy económicas.

 

Para terminar, volver a incidir en que una de las cosas por las que más contento estoy de la experiencia, es haber tenido la oportunidad de descubrir tantas culturas diferentes y un país totalmente desconocido para mí, que ha hecho que creciera como persona y madurase en todos los aspectos. Por todo ello, me doy cuenta que ir a Seinäjoki, fue una de las mejores decisiones que he tomado nunca.

 

“El Erasmus no se trata de alcohol, fiestas y resacas. Se trata de las personas. Extraños que se convierten en amigos para toda la vida. Los momentos increíbles que se comparten juntos, los días y noches locas. Todas aquellas nuevas experiencias que nunca olvidarás jamás. Viajar como nunca antes. ¡Sentirse vivo, joven y libre! Y no importa quién eres, de dónde vienes o en qué crees, porque en lo más profundo de nuestras almas todos somos iguales. Y no importa lo lejos que viváis los unos de los otros, vuestros corazones permanecerán siempre conectados. Y cuando vuelves a casa te das cuenta de que no eres la misma persona que antes. Tu vida nunca va a volver a ser la misma. Eso es Erasmus”

https://www.youtube.com/watch?v=NTylTXB-Dm4

 

Aquí dejo el enlace de un video profesional que hizo un amigo mío del primer cuatrimestre. Lástima que no pude salir en él porque estuve de viaje en Noruega. Ya veréis de lo que hablo.

 

https://www.youtube.com/watch?v=XtPdn2RUpSo

 

Espero que este relato sobre mi experiencia pueda ayudarte, si estás indeciso/a, a dar el paso y  emprender una aventura de la que no te arrepentirás jamás.

 

Te podría contar mucho más acerca de Finlandia, Seinäjoki y de mi experiencia; pero es mejor que lo descubras por ti mismo/a. Cualquier pregunta que tengas, no dudes en ponerte en contacto conmigo, estaré encantado de ayudarte. Este es mi correo josealba@correo.ugr.es.

Jose Maria AlbaJose Maria AlbaJose Maria Alba