Facultad de Educación y Humanidades de Ceuta

Juanjo Cantero ( Veliko Tarnovo - Bulgaria)

Segundo año que elegía Veliko Tarnovo  para cursar mis estudios en el extranjero, en este caso no me fui de erasmus, ya que mi intención era pasar todo el año entero allí, así que tuve la posibilidad de hacerlo a través del programa free mover, que es lo mismo que erasmus per o sin la ayuda económica.

Al acabar mi erasmus tenía claro que después de vivir toda esa vida no quería volver a Ceuta de nuevo, por lo que me decidí a buscar nuevos destinos y ciudades, después de mucho pensar en otros lugares decidí elegir de nuevo Veliko Tarnovo, ya que me quede enamorado de ella en todos los sentidos, además ya conocía la ciudad, allí tenia gran cantidad de amigos y sabía que para cursar mis estudios no tendría ningún problema ya que la universidad de Veliko Tarnovo es de bastante calidad y a los erasmus nos dan todas las facilidades para asistir y aprobar las asignaturas.

Así que en septiembre de nuevo, pero un año más tarde hice las maletas, cogí un vuelo con Bulgaria air y me plante en Veliko Tarnovo de nuevo.  En Tarnovo me sentía como en casa, para que iba a buscar otro lugar si allí encontré el paraíso.

Este ano era mi último año de carrera por lo que tenía que hacer las prácticas en una escuela. La experiencia fue realmente bonita y gratificante, todo muy diferente que como se hace  en España, todo muchos más antiguo, pero al fin de al acabo una experiencia que me hizo crecer como persona.

En estos meses también he desarrollado mi competencia lingüística, tanto en búlgaro como en inglés, cuando llegue a Bulgaria en septiembre de 2014, mi ingles era el mismo que el de un niño de 4 años, podía decir hola me llamo Juanjo y hasta ahí llegaban mis temas de conversación,  después de estos dos años mi nivel de inglés está cerca de un b2, gracias a las clases y prácticas que eran todo en inglés y también al día a día.

En cuanto al búlgaro, me gusta aprenderlo hablando con amigos poco a poco, es muy difícil pero también es gratificante cuando hablas un poco de búlgaro y ves en la cara de la gente la felicidad de que alguien de tan lejos se haya esforzado para poder decir algo en su idioma.

Si el primer año lo exprimí al máximo viajando por Europa, este ano me he centrado más viajando por Bulgaria. Me gustaría destacar dos viajes, uno a la nieve y otro a la costa.

El primero haya por febrero tres amigos de España y yo decidimos alquilar una casa en la montaña e ir a esquiar. Fue un viaje lleno de risas, imaginaros la primera vez que fui a esquiar. Solo os digo que para frenar no sabía cómo hacerlo y siempre decidía tirarme al suelo, imaginaros el resto.

Y el segundo viaje a la costa, a Sunny Beach, la Ibiza de Bulgaria. Fui con amigos de España, Macedonia, Albania, Holanda, Polonia y Rumania, fue algo muy loco. Si tomáis la decisión de venir a Veliko, en verano tenéis que ir a Sunny Beach y cuando nos veamos por la calle me lo vais a agradecer.

Además de mi  graduación oficial en Ceuta, aquí también tuvimos la oportunidad de graduarnos en un acto muy bonito junto a mis compañeros Antonio Gómez e Ildefonso Chippirraz, ambos también de la universidad de Ceuta. Todo el auditorio se puso en pie y empezó a ovacionarnos cuando salimos al escenario para que nos entregaran nuestros diplomas.

No sé si recordareis la edición de la champions de 2015, cuando el Real Madrid se enfrentó a un equipo búlgaro, ese era el Ludogorests, desde ese momento comenzó mi historia de amor con el club, del cual ahora soy fan. He tenido la oportunidad de asistir a sus partidos, hacerme foto con los jugadores, hablar con ellos e incluso estar dentro del mismo vestuario.

Por último el pilar fundamental de mi erasmus, mis amigos. He tenido la oportunidad de conocer a personas de todos los rincones del mundo, vivir experiencias junto a ellos que ahora hacen que tenga hermanos de diferentes países.

Mi consejo para todo estudiante es que si tiene la oportunidad se vaya de erasmus, son solo 9 meses pero van a ser los mejores e intensos meses de tu vida. Erasmus te cambia la vida.

Juanjo CanteroJuanjo Cantero