Facultad de Educación y Humanidades de Ceuta

María Domínguez Martín (Iasi - Rumanía)

MI EXPERIENCIA ERASMUS

Mi estancia ha sido en Iasi, una ciudad al noreste de Rumanía. Sí, Rumanía, lo recalco ya que a todo al que le digo el país que elegí dice Rumanía?! Con cara de pánico, yo con una sonrisa de oreja a oreja siempre contesto Sí Rumanía. Y  preguntan ¿por qué? Y por qué no…

Mi avión salía el día 28 de septiembre, mis nervios aumentaban por minuto que faltaba para el despegue, se me pasaban tantas cosas por la cabeza, expectativas, entusiasmo, miedo, nostalgia por lo que dejaba atrás pero mayor era la alegría y la ilusión por todas las experiencias que viviría en esos nueve intensos meses.

Para mi suerte, compartí esta experiencia desde el primer minuto en el que me aceptaron con una amiga y compañera de clase, la menciono porque me resultaría imposible contar la experiencia sin hacer mención de ella.

Ese mismo día 28 llegamos a Iasi, conocí a algunas de las personas que vivirían conmigo los próximos nueve meses, así que para empezar a conocernos y conocer la ciudad salimos todos juntos a cenar, esa fue la primera de las muchas quedadas que haríamos. 

La ciudad me gustó mucho, estaba llena de parques, centros comerciales, el maravilloso lacul Ciric, la universidad Alexandru Ioan Cuza, etc. Qué decir de su gente, siempre amable, acogedora y bastante abierta, además con un alto nivel de inglés.

Tuve la oportunidad de conocer otras ciudades de Rumania, la región de Transilvania con el famoso Castillo de Bran, Siguishoara, Rasnov, Brasov, Constanta (Vama Veche). Todas las ciudades tenían un encanto especial.

También he conocido Roma, Estambul, Sofia, Budaspest y Cracovia, la verdad, no imaginé conocer tantos lugares increíbles en un periodo tan corto de tiempo. Cada uno de esos viajes ha ido aumentando mis ganas de seguir conociendo mundo, culturas, personas…

A lo largo de esos nueve meses he conocido a gente maravillosa, de países como Portugal, Francia, Uzbekistan, Canadá, Austria, Italia, Azerbayán, con diferente idioma y cultura. A pesar de que mi nivel de inglés no era el mejor, conviví, formé parte del grupo e hice grandes amigxs lxs cuales me han aportado momentos, formas de ver la vida y experiencias que me han hecho crecer como persona y sobre todo conocerme mejor.

Respecto al plano académico, tuve algunos problemas con las asignaturas pero bueno ten dan la posibilidad de modificarlas una vez allí así que se pudo solucionar. Por otro lado resulta muy interesante conocer las diferentes formas de enseñanza. He de decir que los primeros encuentros con los profesores son muy críticos, en mi caso, esperar con mi compañera la llegada del profesor/a,  quién será, mandar emails, esperar respuestas… Ganarás paciencia jaja.

Le recomiendo a todo el mundo que viva esta experiencia, porque va a ser un año que nunca olvidarán y les hará conocerse más a unx mismx. Déjense llevar, dejen los prejuicios atrás, conozcan, disfruten y VIVANLO.

María DomínguezMaría DomínguezMaría Domínguez