Facultad de Educación y Humanidades de Ceuta

Pietra Luah - Coimbra

Irse de Erasmus ciertamente es una decisión difícil, pero volver es todavía más.

Es un año donde todo lo vives intensamente, sobre todo en Coímbra. La ciudad, visiblemente Universitaria, recoge estudiantes de muchos países europeos, de diferentes ciudades portuguesas; y también de inmigrantes, de aquellos países que fueron colonia de Portugal.

Para mí, la experiencia Erasmus se hace de las personas que conoces en tu “destino” y, claro está, de aquello que hacéis juntos. Coímbra es la ciudad perfecta para hacer cosas junto a otras personas.

En Coímbra encuentras personas de todos los tipos, con conocimientos diversos acerca del mundo, con experiencias diferentes, con estilos de vida muy peculiares. Si, por un lado; la ciudad es conocida por sus Repúblicas - casas donde personas comparten un estilo de vida basado en lo comunitario y la igualdad; por otro lado es la ciudad de la “tradición académica” y de la “praxe”- forma de recibir e integrar a los nuevos alumnos donde puedes ver prácticas de carácter conservador, jerárquico e incluso deshumano. 

Lo cierto es que la diversidad cultural de Coimbra permite que casi cualquier persona se sienta bien en esa ciudad. De lunes a lunes tienes diferentes opciones de fiestas: de la música brasileña al fado, del rock a los ritmos africanos. Por la “Praça República” puedes encontrar diferentes pubs para bailar o bares para tomarse algo. Recuerda que allí no hay tapeo, lo único gratis que te pueden servir con un “fino” (una caña) son altamuces, que en Portugal lo llaman “tremosiños”. Para comer rápido, fácil, bueno y barato; mis amigas y yo recurríamos al Mrs. Pizza! Tiene menús de pizzas buenísimas y grandes que no cuestan mucho, además incluyen bebida y postre si quieres (hay uno en la “Praça da República” y otro detrás del Dolce Vitta).

Si buscas un ambiente más alternativo ve a la Sé Velha. Es una iglesia preciosa del siglo XII, pero por la noche se forman grandes fiestas en sus escaleras, con cerveza barata y ‘shots’ (chupitos). Subiendo por esas callejuelas llegarás a la Sé Nova y, lo más importante, a la Rua das Matemáticas; donde hay muchas Repúblicas, cada una con sus ideáis, reglas, ideologías, etc. Normalmente, por allí te encontrarás personas muy abiertas e interesantes, pide para ir a una cena con ellos, y así conocer ese estilo de vida encantador y curioso que llevan allí.

 No puedo dejar de hablar del Jardín Botánico, si vives cerca de ESEC, éste será el mejor camino para ir hasta el centro. Es muy bonito y puedes apreciar los cambios de colores, flores y formas de las 4 estaciones. Un buen sitio para leer, caminar, hacer deporte, hablar con los amigos y apreciar la puesta del sol es el Parque Verde. En el margen del Rio Mondengo, Coímbra también enseña sus encantos.

Para quién va a ESEC indico, a los de Animación Socioeducativa, coger las asignaturas de Formación de Formadores y GERIL (trabajas bastante en las dos pero aprendes mucho – si te interesa). En Educação Intercultural hicimos una visita a Lisboa, conocimos uno de los barrios carentes de la ciudad y los proyectos sociales que se llevaban a cabo allí. Una asignatura que me ha encantado hacer fue Arte Terapia, del curso de Gerontologia. Es muy práctica y aprendes como conducir técnicas terapéuticas utilizando diferentes materiales y los sentidos.          

No dejes de ir al Porto, es lindo y está a 16 euros ida y vuelta. También tienes hostales muy económicos. Si puedes va a las Aldeias de Xisto; es un escenario muy particular de casitas hechas con las piedras de la sierra y todo una cultura lejana a la ciudad grande. Aprovecha el invierno para ir a la Serra da Estrela. Participa en la Latada y en el Cortejo, pero principalmente asegúrate de ir al Centenário de alguna República. Los dos primeros son fiestas de la “tradición académica”, los estudiantes están realmente felices por las calles (pero también puedes desfrutar en algún evento alternativo promocionado por las Repúblicas antipraxe). Un Centenário es el cumpleaños de una República: “Por qué un año en una República es como 100 años en la vida normal”!! 

Por último, ve al Pinedo da Saudade. Saudade es un substantivo para aquello que los españoles conocen como “echar de menos”, “añorar”. Posiblemente, una de las primeras palabras que aprenderás en portugués, pero que solo la entenderás cuando te vayas de Coímbra y  sientas (realmente) lo que es la SAUDADE.

Faça uma ótima viagem! Diverte-te muito! Ama muito! Sorri muito! Vive Coimbra!

Abraço,

Pietra Luah

Pietra LuahPietra LuahPietra LuahPietra LuahPietra LuahPietra Luah